Existen dos dinámicas básicas de innovación: la inducida por el mercado (market-pull) y la impulsada por la tecnología (technology-push). Ambas siguen lógicas muy diferentes.

La innovación market-pull parte de la proximidad al mercado, del estudio de las necesidades de los clientes, y de la voluntad de satisfacerlos. Sin embargo, hay que tener cuidado: un cliente, generalmente, pedirá mejoras sobre lo preexistente. Querrá lo mismo más barato, más rápido, más pequeño, más eficiente… pero básicamente, lo mismo. Difícilmente demandará un cambio radical de paradigma, o un rediseño completo de la arquitectura dominante del producto o servicio que le estamos sirviendo, pues no es su trabajo imaginarse otra realidad completamente diferente. Por eso, la innovación market-pull es esencialmente incrementalista y de bajo riesgo.

La innovación technology-push, por el contrario, surge de la existencia de tecnologías que no tienen un destino o un uso claro. El trayecto al mercado, entonces, puede ser errático. Es un camino de experimentación, donde la interacción rápida con los primeros clientes potenciales es esencial para refinar el producto y llevarlo al diseño que el mercado nos aceptará. Hay que experimentar mediante maquetas y prototipos, de la forma más barata y veloz posible, hasta dar con el mercado ideal. En la medida en que el propio desarrollo tecnológico tiene dosis de incertidumbre (no sabemos si superaremos todos los hitos tecnológicos esperados, no sabemos si la tecnología que estamos desarrollando será fiable, reproducible y escalable), y que no existe un mercado inicial ni parte de demanda alguna, la innovación technology-push tiene una naturaleza mucho más arriesgada y rupturista que la market-pull.

Así, la innovación market-pull es una innovación de adaptación al entorno (al mercado). Escuchamos a los clientes y perfeccionamos productos y servicios. Nos aproximamos con mayor fidelidad a lo que desean. En cambio, la technology-push es una innovación de transformación. Transformamos la realidad preexistente. Así, los primeros aparatos de televisión o radio irrumpieron en los hogares y transformaron su realidad. El automóvil transforma nuestro modo de relacionarnos, como lo hace internet. El walkman de Sony cambia la manera de escuchar música (y no había nadie que lo demandara, simplemente la tecnología lo hizo posible). Una impresora 3D transforma la cadena de valor del manufacturing tradicional, o la cirugía por laparoscopia transforma el modo de operar de los cirujanos. La innovación por impulso de la tecnología es una innovación mucho más arriesgada, disruptiva y transformadora que la simple innovación de arrastre y escucha de mercado.

Pero existe un híbrido: la innovación en modelo de negocio. Innovar en modelo de negocio es una innovación disruptiva que, sin embargo, no tiene el riesgo inherente al desarrollo tecnológico. Podemos transformar la realidad sin un exceso de riesgo. Es el caso de Tous (industrializando la creatividad), Zara (imponiendo un modelo de moda ultrarrápido), Ikea (introduciendo la posibilidad de adquirir muebles de diseño a precio razonable), McDonalds (importando la idea de cadena productiva al sector de la restauración) o Starbucks (ofreciendo inicialmente el placer “italiano” de un café espumoso en Estados Unidos).

Lienzo para diseñar modelos de negocio – javiermegias.com

Tomemos el ejemplo de Starbucks, que creció de un simple restaurante a un icono americano en pocos años. Howard Schultz, su fundador, descubrió en 1983 el placer de la experiencia de tomar un “espresso” en un viaje a Milán, de pie en el mostrador de un confortable bar, en el cual servían espumosos y aromáticos cafés con tazas de porcelana. Dicha experiencia no existía en USA. La propuesta de valor de Schultz comportaba un cambio radical en los hábitos de consumo americanos. Su “hipótesis” (que dicha experiencia de consumo era importable) fue testeada en un primer establecimiento, que era una copia directa de un bar italiano. Con decoración italiana, sin sillas (el café se tomaba de pie en el mostrador), con tazas de porcelana y ópera como música ambiental. Una vez puesto en marcha el experimento, Schultz obtuvo rápida realimentación del mercado y adaptó su propuesta inicial a los gustos americanos, eliminando las tazas de porcelana, la ópera, los camareros con corbata y habilitando los espacios con mesas y sillas (*).

El primer establecimiento de Starbucks fue un experimento a validar. Hay mucho de método científico tácito en el desarrollo de una idea de negocio. En este caso, se introduce algo radical en el mercado,algo que nadie demanda. Se observa el comportamiento de los usuarios ante la nueva propuesta, y de la observación del mercado se comprueba o refuta la hipótesis de que el nuevo modelo de negociova a funcionar.

Un experimento como este comporta un riesgo limitado. Abrir un punto de venta tiene un presupuesto determinado. Y, cuando se demuestra que funciona, se expande rápidamente, por su elevada escalabilidad: el coste de cada establecimiento está acotado, y el coste marginal de apertura de un nuevo establecimiento es decreciente. La introducción de un modelo de negocio revolucionario, así, significa una ruptura transformadora de menor riesgo que la que significa un desarrollo de innovación tecnológica. Aunque, de hecho, una introducción de un nuevo modelo de negocio, también es un ejercicio technology-push: no es más la introducción de una nueva tecnología organizativa. No en vano el management, en sí, es una auténtica tecnología social: conocimiento en acción para lograr objetivos mediante equipos organizados de personas.

(*) De “Good Strategy, Bad Strategy”, Richard Rummelt

El Bitcoin se ha convertido en los últimos meses en un invitado inesperado de la actualidad financiera. Maduró en la clandestinidad, impulsada por millones de creyentes y pequeños inversores. Después, se convirtió en una estrella de la opinión pública con cifras de cotización récord. Fue entonces cuando muchos especialistas empezaron a hablar de burbuja, y la divisa virtual entró en una espiral de subidas y bajadas continuas, algunas motivadas por ataques informáticos.

Sin embargo, hay vida más allá del Bitcoin. Aunque es la reina indiscutible de las criptomonedas, por su dominación total del mercado y, sobre todo, por su condición de divisa descentralizada, su existencia forma parte de un movimiento social más antiguo. La sociedad siempre ha tratado de crear mecanismos alternativos para formalizar intercambios comerciales.

El propio trueque, que hoy ha derivado en la variante del etrueque -una tendencia donde, precisamente, se enmarcan todas las mayoría de monedas virtuales locales- puede considerarse, en esencia, un antecedente del dinero de internet.

Las monedas sociales

Para hallar un ejemplo a partir del que trazar una breve historia del dinero digital, debemos remontarnos a los años 30, en el periodo de entreguerras, cuando las monedas nacionales entraron en una de sus crisis más graves. Aunque hubo distintas experiencias de monedas alternativas, fue en Suiza donde nació el proyecto más éxitoso, que todavía perdura.

El wir, que significa “nosotros”, comenzó como un círculo de compensación basado en la ideología del dinero libre propuesta por el teórico Silvio Gesell. Con el tiempo, se convirtió en un banco cooperativo, hasta que en los 70 entró en la era digital. Se encuadra dentro de la tendencia de las monedas sociales, y a su alrededor se ha creado un sistema monetario alternativo, local, del que se aprovechan muchas pymes a la hora de acceder a financiación con intereses más bajos.

A diferencia del bitcoin, no se trata de una divisa completamente virtual: funciona como un modelo mixto, integrando las nuevas tecnologías en un sistema monetario tradicional. Tampoco es una divisa descentralizada, sino que depende de una autoridad central: el Wir Bank.

Modelos 100% virtuales

Para Juan Ramón Caridad, director del máster de finanzas de FIA, los primeros modelos de dinero eminentemente digital tienen su origen en “los juegos online, con la necesidad de encriptar dinero para ir acumulando ganancias. La idea empieza a desarrollarse ahí, en el ámbito de las apuestas en internet. ¿De qué manera de puede garantizar que nadie puede hackear un programa de ordenador online donde están en juego diferentes ganancias? Ése fue el inicio”, explica a Teknautas el experto en finanzas.

“Luego se desarrollaron todo lo que son las tarjetas de puntos, como las deIberia Renfe. Simplemente, son variables. Tú puedes crear, como en este tipo de modelos de puntos, valor en algo que no tiene un respaldo, como el patrón oro. Aunque en este caso, a diferencia del bitcoin, detrás de la que no hay ninguna autoridad monetaria, son las propias empresas las que respaldan el sistema”, agrega Caridad. Leer el resto de este Artículo »

2727_lampochka_vektor_yenergiya_1920x1440_(www.GdeFon.ru)El papel lo aguanta todo, casi tanto como el Powerpoint. Hay una ola emprendedora que está moviendo a jóvenes y personas de más edad a intentar plantear nuevos negocios.Parece una buena cosa, la gente se acostumbra a pensar que es el responsable de su propio empleo, lo que a la larga será bueno.

Cantidad de incubadoras, aceleradoras, inversores de capital riesgo y todo un ecosistema preparado para ayudar a los emprendedores a que hagan realidad su sueño están surgiendo día a día.

Leer el resto de este Artículo »

 

BankingLa innovación en banca es un tema relativamente recurrente para mí: hablamos de un servicio basado en información, con un nivel de dotación de personal e infraestructuras muy elevado, con una recurrencia importante en su uso… y que, sin embargo, salvo escasas excepciones, se sigue llevando a cabo prácticamente de la misma manera desde que tengo uso de razón.

Plantéate cuánto ha cambiado tu modelo de interacción con tu banco desde que empezaste a hacer uso de servicios de ese tipo. Si estás leyendo esta página, es muy posible que utilices servicios de empresas en la red: ¿de verdad no ves posibilidades de mejora aplicando a la banca lo que ves en la red? ¿Cuánto han evolucionado los servicios relacionados con la información a lo largo de los últimos años? ¿Cuántas de esas mecánicas, muchas de ellas ya plenamente asentadas, han permeado de alguna manera hacia la banca? Hagámonos simplemente algunas preguntas como ejemplo:

Si tienen toda la información relacionada con el uso de mi dinero… ¿cómo es que no tengo un archivo completo, ilimitado, de uso sencillo y con herramientas analíticas bien planteadas que me permita entender y estudiar de verdad mis dinámicas de consumo o procesar de manera completa mi información? Si el quantified self es una tendencia interesante y en fuerte crecimiento, ¿qué posibilidades tendría interpretada de la manera adecuada y aplicada a la mecánica de la interacción bancaria? Curiosamente, los servicios de este tipo han surgido en forma de aplicaciones que algunos clientes utilizan para gestionar sus cuentas bancarias… ¿cómo es posible que ni siquiera hayan sido capaces muchos bancos de incorporar algo así?

Leer el resto de este Artículo »

La empresa española GOWEX acaba de anunciar que convertirá Nueva York en la mayor red ciudadana de conexión a Internet sin cables gratis. Gracias al despliegue de más de 1950 “Smart WiFi Zones” distribuidos por toda la ciudad sus 20 millones de habitantes y los más de 50 millones de turistas anuales que visitan la ciudad podrán conectarse a la web sin pagar ni un dólar.

Internet es, para muchos, absolutamente indispensable. Desde hoteles hasta cafés, discotecas o bibliotecas ofrecen distintas formas de acceso pero, ¿y si toda una ciudad tuviera acceso a Internet sin cables y gratuito? Es precisamente lo que pondrá en marcha la empresa GOWEX. La nueva red denominada FREEWiFiGOWEX permitirá la descarga de datos de las redes 3G a través de las redes de Gowex, ofrecidas gracias a los 1.953 puntos WiFi distribuidos por todo Nueva York. Leer el resto de este Artículo »

Imagen de previsualización de YouTube

Un equipo de investigación español ha diseñado un nuevo chip que, introducido dentro del cerebro, permite registrar la actividad neuronal in situ y liberar fármacos en caso de necesitarlos. De momento ha sido probado experimentalmente in vivo en ratas pero abre un mundo de posibilidades a tratamientos de enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson, el Alzheimer o la epilepsia.

Actualmente, en el mundo de la neuromedicina, se utilizan microelectrodos fabricados en silicio. Estos implantes tienen ciertos efectos secundarios, lo que, según explica la investigadora del CSIC en el Instituto de Microelectrónica de Barcelona, Rosa Villa, “ha limitado la expansión definitiva de esta técnica para el desarrollo de interfaces cerebro-máquina”. Este nuevo dispositivo es flexible y biocompatible y al estar fabricado sobre un polímero SU-8, permite integrar el registro microscópico de la actividad neuronal con la aplicación de fármacos.

Y es que, como explica explica la investigadora del CSIC en el Instituto Cajal Liset Menéndez de la Prida, coordinadora científica del proyecto, “En muchos casos, la detección de la epilepsia, el Parkinson y el Alzheimer sólo puede realizarse a través de electrodos implantados de forma semicrónica en el cerebro de los pacientes. Las tecnologías empleadas para ello deben ser, por ello, lo menos invasivas posible y garantizar una respuesta biocompatible, así como la integridad de los circuitos neuronales adyacentes al implante”.

Leer el resto de este Artículo »

¿Imagina usted cómo será el PC del futuro? ¿De qué manera personas y dispositivos interactuarán? ¿Cómo leeremos el periódico? ¿Qué aparatos usaremos para consultar el correo electrónico, para viajar o divertirnos? El presente video es la bienvenida que tienen los visitantes al Envisioning Lab, ubicado en Redmond (Estados Unidos), un espacio que Microsoft ha dispuesto para mostrar diversos campos de innovación en los que está trabajando la compañía.

Fuente: http://www.enter.co/otros/innovaciones-tecnologicas-del-futuro-segun-microsoft/

Los avances que tuvieron los teléfonos móviles marcaron la evolución de otros dispositivos, como ocurrió con los televisores (que pasaron a llamarse Smart TV ), que pasaron a sumar aplicaciones y funciones propias de los smartphones. Ahora, la palabra de moda es el reloj, tras la experiencia que tuvieron iniciativas desde pequeños fabricantes como I’m Watch o Pebble , hasta gigantes de la industria como Sony y Motorola.

Sony ha incluido una serie de actualizaciones en su reloj inteligente SmartWatch con mejoras en las notificaciones, búsquedas más precisas y nuevos estilos de interfaz. Además incluye compatibilidad con 200 nuevas aplicacionespreparadas para el reloj.

Imagen de previsualización de YouTube

Después de la rumorología sobre el reloj inteligente de Apple y la confirmación de Samsung sobre el desarrollo de su propio dispositivo de pulsera, Sony no se olvida de mejorar su SmartWatch, disponible ya en el mercado. Por ello ha lanzado varias mejoras para su dispositivo de pulsera. El paquete de la firma trae nuevas funcionalidades entre las que destacan las relativas a las notificaciones. Ahora se podrán previsualizar los emails, los mensajes de texto y las alertas en las redes sociales.

Leer el resto de este Artículo »

Page 1 of 1812345...10...Last »
Arriba